Shopeando Imports

En la era digital, las relaciones comerciales se han trasladado al campo de lo virtual, creando múltiples estrategias basadas en las partes involucradas; así, tenemos comercios electrónicos definidos como B2B, B2C y C2C. ¿Qué diferencia a cada tipo de comercio? ¿Cuál es el que se ajusta a tus necesidades? ¿Cuándo es preferible uno a otro? Todas estas respuestas responderemos a lo largo del blog. ¡Comencemos!

Modalidades de comercios electrónicos

 

B2C, business to consumer

 

La modalidad business to consumer, o negocio a consumidor, en español, es la interacción típica a la que estamos acostumbrados; es decir, una empresa que realiza ventas minoristas a un cliente. Esta estrategia electrónica fue la primera en existir, ya que replica las compras diarias que realizamos en nuestra tienda favorita pero con las ventajas de que podemos comprar desde la comodidad de nuestro hogar, sin hacer filas ni perder tiempo trasladándonos físicamente al negocio y, en la mayoría de veces, sin problemas de falta de mercancía, pues los artículos suelen mandarse directamente desde la fábrica o almacén principal.

 

Dentro de esta categoría existen varios modelos de negocio:

 

  • Venta directa: El consumidor adquiere los productos directamente de la tienda en línea.

 

  • Intermediarios: Existen plataformas en las que las empresas pueden vender productos, pero la plataforma cobra una comisión por esa venta.

 

  • Tarifa: Aquí podemos encontrar compañías que condicionan información o entretenimiento a un cobro o tarifa cada cierto tiempo, como una suscripción a la revista The New Yorker.

 

Ejemplos de e-commerce B2C: Walmart, McDonald’s, Netflix.

 

B2B, business to business

 

Posteriormente, surgen las ventas de negocio a negocio, en donde empresas con gran capital aprovechan descuentos y precios bajos para comprar cantidades considerablemente abundantes; esto con la finalidad de siempre tener productos para distribuir. Esta estrategia mercantil va dirigida a encontrar proveedores, en vez de consumidores. Uno de los mayores beneficios de este esquema es que podemos acceder no solo a socios comerciales internacionales, abaratando costos y aumentando la calidad.

 

En esta modalidad existen dos tipos de comercios:

 

  • Marketplace vertical: Estos negocios electrónicos venden a empresas dentro de una industria específica, como electrónicos o fármacos. Algunos de los beneficios son la vasta experiencia en un sector puntual y la profundidad de artículos o servicios en un mismo nicho de mercado.

 

  • Marketplace horizontal: Por el contrario, en estas tiendas podemos encontrar incontables industrias. Aquí encontramos beneficios como la pluralidad y diversificación de artículos y servicios.

 

Ejemplos de e-commerce B2B: Amazon Business, TradeKey, Alibaba.

 

C2C, consumer to consumer 

 

Y, por último, tenemos a consumidores vendiendo a otros consumidores; esta alternativa tardó más tiempo, ya que se necesitó afinar las primeras dos, probando y errando, para que pudiera nacer. Las características principales de esta estrategia son: remover al intermediario, que cobra comisiones por cada venta, dejando lugar a una reducción de los costos, y establecer acuerdos directamente con el vendedor. Inicialmente, eran ventas de artículos usados, pero conforme pasó el tiempo y las personas fueron creando mejores estrategias de venta, el catálogo de artículos nuevos ha ido creciendo.

 

Ejemplos de e-commerce C2C: eBay, Facebook Marketplace, Mercari.



Otros tipos de comercios electrónicos menos frecuentes

 

  • C2B, consumer to business: Este modelo de negocio se centra en individuos (contratistas, freelancers) vendiendo directamente a empresas; un ejemplo sería Upwork, plataforma que conecta personas con habilidades específicas con empresas que requieren trabajos concretos, como traducción, redacción o programación.

 

  • B2G, business to government: La terminología business to government significa negocio a gobierno y, como podemos inferir del nombre, se refiere a aquellas empresas manufactureras que proveen de insumos, productos o servicios a cualquier gobierno, como Mark43, empresa tecnológica que colecta, analiza y resguarda información de la policía estadounidense.

 

  • B2B2C, business to business to consumer: En negocio a negocio a consumidor encontramos una estrategia un poco diferente, ya que es el único modelo con tres partes constituyentes. En este tipo de acuerdos, una empresa llega a un convenio con una segunda empresa, que es quien termina vendiendo el producto o servicio al consumidor final. Esta forma de tratados laborales se ha ido popularizando en los últimos años; un ejemplo de esto sería Izzi, ofreciendo paquetes de telefonía y televisión por cable con Netflix y Disney +.

 

Shopeando

 

Sea cual sea tu modelo de negocio, siempre habrá necesidades logísticas, burocráticas, operacionales o transaccionales que requerirás delegar a terceros, y Shopeando resuelve todos esos problemas y más. Con más de nueve años de experiencia en el mercado de las importaciones, Shopeando es tu mejor opción para tercerizar procesos. Si aún no has definido un plan estratégico para tu negocio electrónico o simplemente deseas encomendar tareas y procedimientos a profesionales, ingresa a www.shopeando.mx y pregunta por nuestros planes y servicios. ¿Qué esperas? ¡Lleva tu negocio al siguiente nivel hoy mismo!